Autor: Carlos Puelma Pedemonte

Cómo escribir contenido de calidad SEO para el Inbound Marketing

Al día de hoy, tras varios años de conflictos, aún existen mitos muy arraigados entre redactores, agencias de marketing, copywriters y SEO’s, todos menosprecian el trabajo del otro, ya que el redactor solo escribe algo que le nace, cometiendo errores de enfoques a la hora a atraer a los usuarios al contenido de calidad; las agencias de marketing digital suelen editar las frases y palabras clave esenciales ya que al curador no le agradó; el copywriter suele imitar estilos de revistas americanas y el SEO se cree un dios de la redacción. El punto aquí es que, si aprendieran a colaborar en conjunto, el nivel de éxito sería incuantificable, pero ninguna agencia o cliente final está dispuesto a invertir en el inbound marketing como se debe.

Las empresas que más ganan hoy en día le han apostado al contenido de calidad, ya sea escrito o audiovisual, por ejemplo, Google ordena el contenido de la Web y se enfoca en la calidad y relevancia a la hora que los usuarios realizan una consulta, si no existiera calidad y relevancia, el buscador no tendría el éxito que tiene. Facebook es otra empresa que no genera contenidos, pero depende del mismo para sobrevivir, si los usuarios no generan historias o comparten contenido externo, esta red social no sería lo que es hoy. El New York Time si no generara información de toda índole, no sería el medio de comunicación más popular en Internet. Ahora teniendo esta premisa, las empresas deberían enfocar una gran parte de sus presupuestos anuales en la generación de contenidos relevantes en su giro comercial, sin importar si es escrito o por medio de cápsulas de vídeos; vamos, si una empresa se enfoca en vender servicios de soporte técnico de computadoras, debería estar creando a diario tutoriales y dentro del mismo tener sus call to action para solicitar o agendar citas; si eres el mejor y los usuarios te ven en cada consulta que hagan, pensarán que esa empresa es la mejor, aún cuando con estos tutoriales resolvieron los problemas a un universo por sobre el 80%.

Cuando uno escribe para un blog, debe tener un enfoque y disciplina para encontrar oportunidades (investigación de nichos y palabras clave), aquí entra el SEO y su única labor en la redacción es encontrar el enfoque de cada publicación. Posteriormente, entra al juego el redactor, quien se encargará de darle un cuerpo y estructura al contenido para que finalmente el copywriter o curador lo embellezca. Cuando este ciclo está completo, regresa al SEO, ya que el se encarga de generar los enlaces internos y externos, él es quien tiene una planificación de entrelazado y es el encargado de que todo funcione. Evidentemente, las peleas de egos en una agencia o empresa deben terminar, cada quién es valioso y todos actores principales, pero existen roles y estos se deben respetar. Si, en el camino encuentras a un SEO que ya aprendió a redactar y embellecer, como también un redactor o curador ya aprendió a buscar las oportunidades, es por experiencia.

Cómo escribir un contenido de calidad para Blogs

Cuando escribes, no debes hacerlo de manera libre e improvisada, es decir, el tema debe tener un estudio profundo que te permita saber la demanda de todas las keywords y longtails que se relacionan al tema, y si este ya lo tienes publicado pero con otros sinónimos o palabras relacionadas, debes hacer una curación de contenido de calidad agregando estas nuevas keywords, no te preocupes de la densidad del post, al final todo suma y te ayudará a posicionarte en ese tema, recibirás miles de visitas diarias, obtendrás decenas de enlaces de otros medios por la calidad que ofreces y tu linkjuice será alto.

Uno de los errores comunes de muchos SEO’s es crear publicaciones nuevas y entrelazarlas entre sí, a Google ya no le gusta esto, pero si ese contenido de calidad nuevo, se sale del tema pero lo complementa, ahí si vale la pena generar una publicación nueva, porque serían 2 temas diferentes pero complementarios.

Recuerda siempre escribir para los usuarios, no te preocupes de Google, ya que su inteligencia artificial se puede considerar como un usuario, pero este es muy exigente y es quien pone las reglas del juego. Olvídate de crear contenidos de poco valor porque al final no tendrás fidelización ni conversiones, y peor aún, tu posicionamiento disminuirá. Google ofrece resultados porque el usuario hace la pregunta, por lo tanto, si has trabajado bien y haz hecho tu trabajo de experto SEO, Google le responderá al usuario con los resultados más relevantes a esa pregunta, entonces, debes escribir pensando en las diversas maneras que el usuario puede hacer en Google, pero la redacción no debe ser incoherente, ahí viene el trabajo del redactor o copywriter.

Ahora que ya tienes claro el rol de cada quién a la hora de generar contenido de calidad, la fórmula para posicionar tu trabajo la puedo reducir en el siguiente checklist:

Cómo redactar el título

Como mencioné en párrafos anteriores, debes responder preguntas o inquietudes, así que, pregúntate ¿Alguien escribiría mi título en Google?, gran incógnita, pero tiene respuesta; busca en Google de manera lenta palabra por palabra y si Google comienza a sugerirte la siguiente palabra, vas por el camino correcto, ya que cuando las frases son usadas con frecuencia, Google interpreta que esa longtail puede ser tu búsqueda. La otra vía es pagando por un servicio de big data que está conectado a Google y te dirá cuántas búsquedas aproximadas tiene esa longtail.

¿Mi título despierta curiosidad? Esta pregunta te ayudará a mejorar tu CTR en los resultados, si el porcentaje de clics sobre las impresiones en Google es mayor que tus competidores, ganarás un aumento en el ranking.

¿Mi título está optimizado? Aquí debes ver que no supere los 52 caracteres, ese es el valor aproximado de los pixeles que caben en el buscador, cuando un título se ve completo aumenta el porcentaje de clics en Google, cuando se ven incompletos ocurren dos cosas, te penaliza Google y los usuarios no hacen el clic que esperas.

Ahora que ya tienes las 3 claves del título, debes hacer la labor de curación con estas 2 preguntas; ¿Estoy usando emociones?, ¿El título tiene keywords de alta densidad? si las respuestas son afirmativas, el checklist para la creación del título ha terminado.

Cómo redactar la introducción

Una vez que tienes al usuario en tu post, es importante retenerlo por más de 30 segundos, si esto no sucede, tendrás un rebote y a la larga no te ayudará en términos SEO, porque Google se dará cuenta que el promedio de los usuarios abandona el sitio cuando llega a el. Aunque no lo creas, la introducción se hace al final porque hace un resumen empático que una al lector con el cuerpo del blog.

Con unos 3 párrafos es suficiente, siempre y cuando supere las mil palabras el contenido completo. Algo que funciona muy bien es poner una imagen o vídeo antes de la introducción. Algo que funciona muy bien es iniciar con un historia que haga reír, recordar un evento de frustración pero de manera positiva, con esto retienes al usuario.

Cuerpo de la publicación

No está de más mencionar que esta sección es la piedra angular de la publicación y debes hacerte preguntas como ¿Tengo subtítulos con keywords?, ¿Estoy creando una conversación?, ¿Sigo siendo empático?, ¿Estoy usando enlaces internos?, si alguna respuesta fue negativa, debes seguir trabajando tu redacción.

Cuando pones subtítulos con keywords aumentas las probabilidades de posicionarte con otras frases o bien refuerza a la principal, es importante que cada tema lo tengas ordenado, porque el usuario a simple vista ve de qué trata y que temas puntuales estás abarcando, con eso pasas de 30 segundos a 60 segundos y ya salvaste el rebote para Google.

Cuando creas una conversación, por decirlo así, estás generando preguntas que posiblemente el lector también las tiene y por eso llegó a tu publicación, también estás jugando con más longtails que te ayudarán a llevar más tráfico por otras búsquedas. El usuario si percibe que sus dudas son respondidas de manera clara, seguirá leyendo.

La empatía es clave, puedes usar la parte negativa o positiva de un hecho, pero evita usar ambas. No escribas neutral, eso aburre y hace que la marca no tenga ese feeling con sus lectores. Necesitas que el lector te recuerde y recomiende. En caso que no ocurra, cuando encuentre tu sitio en Google por otras búsquedas aunque tengas todo perfecto hará de vista ciega a tu resultado y te afectará en el CTR de Google.

Cuando redactes debes tener claro que enlaces internos y externos usarás para potencializar tu sitio web, por lo tanto debes tener claro qué tipos de enlaces usarás. A Google le encanta que generes una red de contenidos entrelazados para que el usuario siga prefiriendo a este buscador como su primera opción de búsqueda. Google es una empresa no una organización humanitaria, por lo tanto cuida este aspecto.

Conclusión de la publicación

Dependiendo que tipo de blog tengas, si terminas la conclusión con una pregunta para que los usuarios respondan a ella, te hará ganar puntos porque sus respuestas ayudarán con nuevas longtails a tu publicación. Si tu blog no permite que respondan, no pasa nada pero tendrás que estar actualizando tu publicación frecuentemente, la investigación SEO nunca termina. Otro punto para tomar en cuenta es que existen muchos usuarios (más de lo que te imaginas) que al leer la introducción se pasan a la conclusión y si esta lo satisface, leen la publicación, enfócate en ellos, porque son los usuarios que ya compran servicios o productos en Internet.

Ahora que ya tienes una panorama diferente sobre por qué ciertos blogs logran captar a los usuarios y generar comunidad, prospecciones y ventas, te toca a ti comprobarlo y ver sus resultados. Retomando la premisa de esta publicación, ¿Ahora entienden porque un SEO no está por encima de un copywriter o redactor, ni ellos por encima del SEO?, es un trabajo laborioso y complejo que necesita que cada quién asuma su rol, si en tu agencia o empresa logran romper esta barrera, tendrán un paso más en el camino del éxito del inbound marketing.

¡Te puede interesar!

Contáctanos para un Análisis SEO gratis

Sabemos que pueden existir muchas dudas y es normal, en SEO no hay planes definidos, ya que todo es a la medida.

No importa que tipo de negocio tengas, qué antigüedad tenga tu dominio ni cual sea tu nicho de mercado, ¡lo posicionamos todo!


Importante Leer: Al momento de dejarnos tus datos de contactos como: Nombre, Teléfono, Sitio Web y Correo Electrónico. Estás aceptando nuestras Políticas de Privacidad y Uso de Cookies, como también nuestros Términos y Condiciones de Uso. Si tienes dudas, te recomendamos que las leas.